Lo siento. Su búsqueda no coincide con ningún número de pieza de Crucial activo o ID de configuración.

En el pasado, los creativos dependían de pequeñas tarjetas SD o discos duros portátiles para guardar su trabajo. Pero ahora, con la llegada de las unidades SSD portátiles, puede almacenar, proteger y transportar sus archivos de forma más rápida y fácil que nunca. (Si están pensando en obtener un SSD interno o externo, nuestra útil comparación de cuál es más rápido le ayudará a tomar una decisión.)

Aquí hay cuatro de las ventajas que los fotógrafos y videógrafos disfrutarán después de cambiar a un SSD portátil:

Las SSD portátiles proporcionan mucho espacio

Una de las razones más evidentes para elegir un SSD para hacer una copia de seguridad de sus fotos y videos es la gran cantidad de almacenamiento que necesitará. En lugar hacer malabares con varias unidades flash o discos duros, una unidad SSD portátil ofrece una solución sencilla y compacta para los fotógrafos.

Los fotógrafos pueden almacenar fácilmente todo su trabajo en una sola unidad. Los tamaños de las imágenes van desde un rango de 250 KB para una toma de baja resolución hasta más de 6 MB para una foto de alta resolución destinada a la impresión física. Con un tamaño de archivo promedio de 5 MB, su SSD de 1 TB tiene capacidad para 200.000 imágenes.

Para los videógrafos, las necesidades de almacenamiento son aún más exigentes. Dependiendo de la cámara que use, una hora de filmación en 4K puede ocupar entre 42 GB y más de 740 GB. Es probable que si se dedica a la fotografía edite sus fotos para asegurarse de que son de la más alta calidad, de modo que tener el hardware de diseño gráfico correcto es esencial. Es una gran cantidad de datos que hay que almacenar y transferir, sobre todo cuando hay que editar las imágenes.

Desde la perspectiva del flujo de trabajo, tener varias tomas en la misma unidad permite al equipo de edición construir secuencias sin necesidad de transferir cantidades masivas de datos desde diferentes unidades.

Las SSD portátiles son más rápidas

Las SSD también son considerablemente más rápidas que otras opciones de almacenamiento portátil. Por ejemplo, la Crucial X8 es 7.5 veces más rápida que una HDD portátil y hasta 100 veces más rápida que una memoria flash USB 3.0. Esa ventaja de velocidad se traduce en ahorro de segundos o minutos cada vez que accede o exporta archivos.

Hay dos factores acerca de la velocidad que se consideran en una SSD portátil, y ambos son importantes para los creativos: la velocidad de lectura y la velocidad de escritura. La velocidad de lectura mide el tiempo que se tarda en abrir un archivo desde un dispositivo. La velocidad de escritura se refiere al tiempo que se tarda en guardar un archivo en el dispositivo.

¿Cómo influye esta diferencia en la velocidad de lectura y escritura en una situación de la vida real? Imagine que está en el campo. Su cámara está llenándose y se le está acabando la luz del día. Necesita hacer una copia de respaldo de sus archivos para poder volver a la sesión de fotografía. Si está empleando una HDD, esta operación puede tomar hasta 70 minutos. Su SSD portátil, por otro lado, tardaría menos de 10 minutos en guardarse.

La velocidad de lectura se vuelve fundamental para los fotógrafos y videógrafos durante el proceso de edición. Ya sea que esté retocando imágenes en Photoshop o grabando pistas en Premiere Pro, la velocidad de lectura determinará la rapidez con la que podrá acceder a los datos. Para las tareas con gran cantidad de datos, como la edición de un video en 4K, esto puede tener un gran impacto en su flujo de trabajo.

Las rápidas velocidades de lectura le permitirán editar sus archivos sin tener que copiarlos primero en su computadora principal.

Las SSD portátiles facilitan la colaboración

Como el nombre sugiere, una SSD portátil es... bueno, portátil. Entonces, ¿por qué sería esto de importancia para un creativo en el campo?

Para empezar, esto le ahorra la complicación de intentar copiar sus archivos solo en una computadora portátil o PC. Esto no solo es difícil de gestionar (imagine cargar su computadora de escritorio por un bosque mientras trata de encontrar electricidad), sino que también limita su flujo de trabajo.

Con una SSD portátil, puede rápidamente entregar sus archivos a un editor o colaborador sin tener que esperar horas para subirlo todo a la nube. Además, si está en una ubicación remota sin Internet, tiene una copia de respaldo segura de sus archivos.

Mejor aún, el SSD le permite editar y leer archivos directamente desde la unidad, ahorrándole la molestia de tener que copiar todos y cada uno de los archivos a su computadora. Esto puede ser especialmente práctico cuando se trata de archivos de gran tamaño durante la edición de video, por ejemplo.

Las SSD portátiles son más durables que los discos duros

Si está fotografiando en la naturaleza o simplemente haciendo un paseo por la ciudad, puede estar seguro de que sus archivos se encuentran a salvo con una SSD. Las SSD portátiles están construidas para condiciones extremas y pueden enfrentar el ajetreo de un creativo en terreno.

A diferencia de los antiguos discos duros, que se basan en discos giratorios para leer la información, las SSD no tienen partes móviles. Esto las hace mucho más resistentes a los impactos, los choques, las vibraciones y las caídas. Cuando se está lejos de una conexión a Internet, una copia de seguridad es dos veces más importante.

El almacenamiento confiable es crucial para el flujo de trabajo de los fotógrafos y videógrafos. Las SSD portátiles ofrecen una solución más rápida y duradera que las antiguas unidades de disco duro y las memorias flash. Los creativos pueden hacer fácilmente copias de seguridad de sus archivos sin conexión a Internet, llevar proyectos masivos a los colaboradores y editar sus archivos directamente desde la unidad sin ninguna pérdida de productividad.